Las empresas instaladoras de paneles solares podrán gestionar las subvenciones desde el 11 de enero de 2022

Disponer de placas solares en una casa con una familia de 4 integrantes y con un consumo medio anual de electricidad por lugar de vida podría oscilar los 5000 euros. De esta cantidad, Bruselas subvencionará más del 50% del coste.

Hace solamente unos días que se ha anunciado en el BOE y en el DOGV la normativa que regula el trámite, los requisitos y la cuantía de las ayudas.  

Lo primero es llamar a un instalador autorizado y solicitarle un presupuesto que integre el estudio y la administración de las ayudas frente a la administración. Este procedimiento es semejante al que se ejecuta, entre otras cosas, cuando se instala un calentador.

Para entender cuántos módulos hacen falta en la vivienda unifamiliar, en una finca o en una comunidad de vecinos es fundamental saber el consumo energético a lo largo de el último año. El técnico va a realizar una simulación para ver cuál es la situación más propicia sabiendo los años que se necesitan para amortizar la instalación, que acostumbran oscilar entre cinco y diez años.

En instalaciones donde el coste subvencionable pase los 50.000 euros, si se cumplen los parámetros establecidos por la organismo administrativo pertinente, se puede recibir parte del dinero por adelantado.

¿Son las Baterías una opción a tener en cuenta en mi instalación de placas solares de autoconsumo? 

Otro de los puntos que se ha de tener presente es la oportunidad de tener baterías para almacenar la energía . Hoy en día no se acostumbran a implementar en las instalaciones debido a su alto precio, más allá de estar además subvencionadas. No obstante, va a existir que estudiar cada situación particular.

Pero sin duda, si miramos  la inversión a largo plazo y teniendo en cuenta que el precio de la luz no para de alcanzar máximos históricos, es una buena opción ya que vamos a tener energía “gratis” disponible para utilizar en nuestras reservas cuando no haga sol y así no tener que consumir luz de la red a precios estratosféricos. 

Panes solares para segundas residencias. 

La normativa no las excluye de las ayudas aunque no es simple que cumplan con un requisito fundamental: el consumo anual debe ser igual o superior al 80% de la energía anual que se vaya a crear. 

Si se crea energía día tras días pero únicamente se consume los fines de semana…

Esta no va a resultar una opción viable apara acogerse a dichas ayudas.

Paneles solares para comunidades de propietarios. 

Si una tercera parte de los propietarios de la comunidad de propietarios o vecinos desean disponer energía del sol en las terrazas recurrentes, el resto no se va a poder oponer aunque no está obligado a formar parte.

El presupuesto debería llevar un estudio mínimo de consumos de cada usuario que vaya a pertenecer al sistema de autoconsumo compartido, para entender cuál es la potencia fotovoltaica que requerirán los propietarios.

También hay compañías que se dedican a hacer la instalación, asumen con todos los costes y el mantenimiento de los paneles solares pero mantienen la titularidad de las placas en el transcurso de un tiempo.  

A cambio, te dejan el valor de la luz muchísimo más barato que en estos instantes, puede ser el de una tercer parte del precio de mercado. Impuestos no incluidos. Oséa, les cedes el espacio a cambio de una reducción del precio de la luz y cuando pasan unos diez o quince años recuperas la titularidad de la instalación. ¿Compensa? Todo es dependiente… habrá que sacar las cuentas en cada caso.

Las subvenciones se adjudicarán por orden de aprobación hasta que se agote la cantidad asignada a cada comunidad de vecinos. Aunque se ve que hay fondos suficientes, tampoco hay que confiarse!

Si estás pensando en instalar paneles solares en tu comunidad de propietarios, no dudes en ponerte en contacto con Solarinstala para recibir presupuestos de los mejores profesionales del sector de la energía fotovoltaica.